12 mejores lugares de Córdoba

12 mejores lugares de Córdoba

Te recomendamos esta guía con los 12 mejores  lugares de Córdoba, estamos seguros que te van a encantar. Pocas ciudades son tan ricas en folclore, monumentos e historia como ésta milenaria y multicultural ciudad patria de Séneca, Maimónides y Góngora. ¿Empezamos?

CRUCES DE MAYO Y LOS PATIOS

Con la llegada de la primavera Córdoba se viste de fiesta, realizando un desfile de carrozas adornadas con flores donde mujeres vestidas de flamenca lanzan claveles al público que a su vez se los devuelven, en la conocida Batalla de las Flores. Es el inicio de  celebraciones donde las flores son las grandes protagonistas, Las Cruces de Mayo y el Festival de Patios.

Las Cruces es una festividad popular en la que asociaciones, peñas y cofradías de Semana Santa, participan en un concurso por categorías, levantando cruces generalmente de claveles, entre decorados de macetas y elementos tradicionales, se organizan verbenas, acompañados de familiares y amigos, mientras se degustan tapas y vinos de la tierra. Se cree que los orígenes de ésta celebración popular tienen lugar en el siglo XVIII, teniendo lugar el primer concurso organizado por el Ayuntamiento en 1953.

¡Ay, Córdoba, soberana, cuna de gracia y salero lucero de la mañana, tierra de Julio Romero! (Miguel de los Reyes)

Los patios cordobeses son herederos directos de la tradición romana y árabe que habitó la ciudad durante siglos y que de éste modo intentaba refrescar las casas del fuerte calor que se produce en el Valle de Guadalquivir, en los meses de verano. En la ciudad existen cientos de patios que pueden visitarse a lo largo de todo el año, sin embargo, la temporada álgida para verlos en todo su esplendor es en el mes de mayo, en el Festival de los Patios.

Esta fiesta singular se celebra en Córdoba desde los años treinta del pasado siglo, en ella compiten patios privados y públicos por ser galardonados con el primer premio. Entre los más destacados se encuentra el Palacio de Viana, un edificio del siglo XIV que cuenta con 12 magníficos patios que pueden ser visitados.

patios de cordoba

ALCÁZAR DE LOS REYES CRISTIANOS

Éste magnífico edificio de carácter militar, declarado Bien de Interés Cultural en 1931, fue construido en 1328 por orden el rey Alfonso XI de Castilla sobre los restos del Alcázar Andalusí.

Con un marcado estilo mudéjar, podremos admirar durante la visita sus espléndidas torres, el Salón de los Mosaicos,el Patio Morisco, el Patio de las Mujeres, y los Baños reales de Doña Leonor, amante del rey Alfonso XI. Los jardines es otro de los lugares donde disfrutaremos paseando entre árboles frutales, cipreses, palmeras, fuentes, estatuas y estanques.

Junto al Alcázar se encuentra otro edificio que recomendamos visitar, se trata de las Caballerizas Reales construidas en 1570 por orden del rey Felipe II, con la intención de reunir los mejores sementales y yeguas de las tierras que bordean el Guadalquivir, esta acción dio lugar al origen de la raza del caballo andaluz.

alcazar-de-los-reyes-cristianos-cordoba
“Oh jardín del Alcázar, maravilla de paz, por el silencio perfumada, que envidian los jardines de Granada y los floridos patios de Sevilla”. (Fco. Villaespesa)

Cargado de historia en cada uno de sus rincones, en el Alcázar de los Reyes Cristianos residieron durante ocho años los Reyes Católicos mientras se realizaba la campaña contra el Reino de Granada, aquí también tuvo lugar el nacimiento de una de sus hijas, la Infanta Doña María, que más tarde sería reina de Portugal y se hospedó Cristóbal Colón a fin de entrevistarse en 1486 con los monarcas, con la intención de recaudar fondos para su viaje a las Indias.

Posteriormente el edificio fue cedido a la Inquisición, que lo convirtió en Tribunal del Santo Oficio hasta su abolición en 1812 para ser transformado en cárcel civil e instalaciones militares hasta su cesión al Ayuntamiento de Córdoba en 1955.

En la actualidad es sede de diferentes eventos y exposiciones.

LA MEZQUITA CATEDRAL DE CÓRDOBA

La Mezquita-Catedral de Córdoba es sin lugar a dudas, el edificio más emblemático de la ciudad. Declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad, es una de las construcciones más importantes de la arquitectura islámica en España.

Desde el siglo XIII y hasta nuestros días es un templo católico, denominado Catedral de la Asunción de Nuestra Señora. Fue construida inicialmente como Mezquita por los árabes en el año 785, sobre los cimientos de una antigua basílica visigoda, representando un mosaico de culturas y estilos arquitectónicos diversos, que fueron añadidos durante más de cuatro siglos por distintos califas como Abderramán II, Alhakem II y Almanzor.

mezquita-de-cordoba

Destacaremos por su belleza el magnífico Patio de Los Naranjos, antiguo lugar de purificación musulmán previo a la oración, y su alminar posteriormente transformado en campanario tras la toma de la ciudad.

Ya en el interior, nos recibirá un impresionante bosque de 1300 columnas de mármol, granito y jaspe en las que se apoyan 365 arcos de herradura bicolores, que te dejaran impresionado.

Su cúpula octogonal central de arcos entrelazados del muro que cierra la sala de oración o “Kibla”, es una obra de espectacular belleza y elaborado trabajo artístico, inigualable en éste tipo de construcciones.

En el año 1236, la ciudad de Córdoba es conquistada por Fernando III, siendo consagrada la Mezquita como Catedral cristiana construyéndose la Capilla Real, En el siglo XVI se edifica la gran nave interior cuyos trabajos durarán más de dos siglos, por tanto el visitante encontrará diferentes estilos en ella, desde el gótico inicial, al renacentista y barroco.

mezquita-catedral-cordoba

EL PUENTE ROMANO

Situado sobre el río Guadalquivir  el Puente Romano o Puente Viejo une el Campo de la Verdad con el Barrio de la Catedral ya en la población cordobesa; fue declarado Bien de Interés Cultural en la categoría de monumento en el año 1931.

Aunque tenemos conocimiento de la construcción en tiempos de César de un puente probablemente de madera para cruzar sus tropas y entrar en la ciudad, el actual puente fue construido en el siglo I d. C. bajo el mandato del emperador Augusto siendo con toda probabilidad parte de la Vía Augusta que conectaba Roma con Cádiz. Tiene una longitud de 331 metros y aunque originariamente tuvo 17 arcos, hoy se pueden contemplar sólo 16 ya que uno de ellos se encuentra bajo tierra en la zona donde se ubica la denominada Puerta del Puente. 

“El Arcángel aljamiado de lentejuelas oscuras, en el mitin de las ondas buscaba rumor y cuna”. (Federico G. Lorca)

Durante los siglos posteriores se llevaron a cabo reparaciones y algunas modificaciones siendo en la época medieval cuando se trató de conservarlo lo mejor posible al ser conscientes de la importancia del mismo en las comunicaciones. En el siglo XVII y tras una epidemia de peste que asoló la ciudad, se colocó una imagen del Arcángel Rafael,  muy querido por los cordobeses y al que se le otorga una gran devoción.

El 9 de enero de 2008 fue inaugurado tras una intensa restauración, quedando como lo conocemos actualmente y siendo uno de los símbolos de la ciudad de Córdoba.

puente-romano-cordoba

PUERTA DEL PUENTE

Conocida en la Edad Media bajo el nombre de Puerta de Algeciras, es una de las tres únicas puertas que quedan de la ciudad. Comenzó su construcción en 1571 a fin de sustituir una anterior que se encontraba en mal estado, y que tenia por finalidad el acceso a la ciudad de Córdoba. Tras varios años de obras y retrasos por motivos de presupuesto, quedó inconclusa hasta el año 1928, que se reconstruyó quedando como puerta conmemorativa, que recuerda a un arco triunfal. Tras ser restaurada a mediados de 2005, fue inaugurada el 9 de marzo de 2007, convirtiéndose en uno de los monumentos más visitados y fotografiados por los turistas. En su interior podrás encontrar una sala de exposiciones con grabados, pinturas y litografías que te darán un mayor conocimiento de su historia. En la parte superior un mirador permite contemplar  sus alrededores, como el río Guadalquivir, la Torre de la Calahorra o el Puente Romano.

puerta-puente-cordoba-andalucia

LA TORRE DE CALAHORRA.

Ésta fortaleza de origen islámico se construyó con la intención de proteger el puente y por ende la ciudad de Córdoba de los ataques cristianos. Situada en el lado sur del río Guadalquivir, fue reformada en tiempos de Enrique II de Trastámara que le añadió una tercera torre a las dos existentes; su arco de herradura funcionaba como puerta anexa al puente.

Presenta muros consistentes y un foso profundo, además de troneras para las piezas de artillería, que la hacían una fortaleza muy difícil de conquistar. En su interior existen catorce estancias en tres alturas diferentes. Su función a lo largo de los siglos ha sido diversa, pues en el siglo XVIII se utilizó como cárcel, centro de cuarentena en las epidemias que azotaban la ciudad o incluso una escuela para niñas. Actualmente se ubica aquí el Museo Vivo de Al-Andalus con una exposición permanente que tiene por objetivo dar a conocer el esplendor de Córdoba y Al-Andalus entre los siglos IX y XII. Las vistas desde su cota más alta del río Guadalquivir y de la ciudad es algo que recomendamos si la visitas. 

LA PLAZA DE LA CORREDERA.

Ésta bonita plaza tiene el privilegio de ser la única rectangular de Andalucía, de construcción porticada similar a la Plaza Mayor de Madrid o Salamanca, es un ejemplo de la arquitectura popular del siglo XVII.

Debe su nombre a los juegos de cañas, y corridas de toros que se realizaban en la ciudad de Córdoba, al ser la plaza principal, en ella se realizaron también proclamas de autos de fe durante la Inquisición y celebraciones importantes como  la ocurrida en 1571 con motivo de la victoria sobre los turcos en Lepanto.

Es uno de los lugares más concurridos por cordobeses y foráneos, al estar ubicado en el centro de la localidad . Aquí se encuentran la popular Casa de Doña Jacinta, el Mercado de Abastos y una amplia oferta de bares y restaurantes con terrazas donde entre una amplia variedad, puedes degustar los platos típicos de Córdoba. 

LA PLAZA DE LA CORREDERA.

LA PLAZA Y LA POSADA DEL POTRO.

No puedes visitar Córdoba y no pasarte por la bonita Plaza del Potro una de las más singulares de la ciudad. Lugar de encuentro en el Siglo de Oro de pícaros y delincuentes, fue citada por Cervantes en su obra cumbre, El Quijote.

Tiene en su centro una fuente de estilo renacentista construida en 1577 en la que se colocó la figura de un caballo con el escudo de la ciudad entre sus patas delanteras. En ésta plaza se encuentra el Museo de Bellas Artes, el Museo Julio Romero de Torres y la famosa Posada del Potro, antiguo corral de vecinos que data del siglo XV.

Fue utilizado hasta el año 1972 como posada, aunque en la actualidad tras su restauración, es la sede del Centro del Flamenco “Fosforito”. Presenta diferentes dependencias en torno a un patio central, cuadras, habitaciones con barandas, soporte y tejadillo de madera.

LA PLAZA Y LA POSADA DEL POTRO

MUSEO JULIO ROMERO DE TORRES

Declarado Bien de Interés Cultural, fue creado en el año 1931, se encuentra frente a la Posada del Potro en el edificio del antiguo Hospital de la Caridad que también alberga el Museo de Bellas Artes.

Dispone de seis salas donde podemos apreciar la extraordinaria obra de éste pintor cordobés, retratos de personajes importantes de la sociedad del momento, lienzos místicos, escenas alegóricas, desnudos femeninos, además de mobiliario de la época, sombreros, capas, pinceles, paletas, que nos introducen en el mundo del artista.

En el museo se encuentra expuesto una de sus obras cumbres, El Poema de Córdoba, siete lienzos en los que el genial pintor rinde homenaje a las diferentes culturas que pasaron por la ciudad de Córdoba a lo largo de los siglos. 

MUSEO JULIO ROMERO DE TORRES

TEMPLO ROMANO DE CLAUDIO MARCELO

Junto al Ayuntamiento de la ciudad y muy cerca de la Plaza de la Corredera, se encuentra ubicado este templo que fue probablemente el más importante que tuvo la Córdoba romana.

Su construcción comenzó en tiempos del Emperador Claudio en el siglo I d. C. y se finalizó unos cuarenta años mas tarde. Se cree que estaba dedicado al culto imperial, de los emperadores romanos divinizados.

Estaba formado por seis columnas en la fachada frontal y diez en cada uno de sus laterales, las columnas que actualmente podemos ver, fueron reconstruidas a finales del siglo XX, aunque en los alrededores del templo se pueden observar restos de capiteles y tambores originales.

El material empleado fue el mármol, trabajado por artesanos muy cualificados que hicieron que éste templo fuera considerado de los más bellos del imperio.

TEMPLO ROMANO DE CLAUDIO MARCELO

LA JUDERÍA

Recorrer el barrio de la judería cordobesa, significa trasladarse en el tiempo, descubriendo lugares y rincones que aun conservan su memoria medieval.

Calles sinuosas, estrechas, algunas sin salida, herederas de su pasado islámico, donde nació el ilustre teólogo y filósofo hebreo, Maimónides al que se le recuerda con una plaza dedicada con su nombre, comunicada por la calle Judíos hasta su ensanche con la pequeña Plaza Tiberiades donde encontraremos su monumento.

En ésta misma calle también se encuentran el Zoco, la casa de Sefarad y el único resto de arquitectura hebraica que conserva la ciudad de Córdoba, la Sinagoga, construida a principios del siglo XIV, decorada en su interior con magníficas yeserías similares a las existentes en las ciudades de Granada y Toledo.

En el Zoco Municipal encontrarás tiendas y comercios de cerámica, platería y artesanía cordobesa, además de admirar los hermosos patios que encontraremos en el recorrido.

La calleja de las Flores cerca de la Mezquita-Catedral es otra magnífica representación de lo que supone Córdoba para el turista, bellos patios, casas blancas, macetas con multitud de flores que impregnan el ambiente de olores, frescor y colorido, dejando un recuerdo inolvidable de tu visita a la ciudad.

La-Juderia-Cordoba

MEDINA AZAHARA

Medinat al-Zahra “La Ciudad Brillante” como la denominaban los musulmanes, fue construida a 8 km de la ciudad de Córdoba en el año 936 por orden del Califa Abderramán III.

Lugar de residencia del monarca, fue además de palacio, una autentica ciudad, donde se desarrollaba la administración civil y militar del reino, la cultura popular dice que fue edificada como homenaje a su favorita: Azahara, aunque los principales motivos de su construcción fueron dar dignidad al califa, simbolizando su poder y superioridad ante sus enemigos.

“Desde al-Zahara con ansia te recuerdo. ¡Qué claro el horizonte! ¡Qué serena nos ofrece la tierra su semblante! (Ibn Zaydun)

El yacimiento arqueológico actual esta declarado desde 1923, Bien de Interés Cultural en la categoría de monumento, se encuentra distribuido en tres terrazas, con trazado rectangular, en la parte más alta se encuentra el palacio califal, correspondiendo las siguientes terrazas a la Casa de los Visires, cuerpo de guardia, dependencias administrativas y jardines, para finalmente en la parte inferior ubicarse la ciudad con viviendas, artesanos, soldados y la Mezquita Aljama.

La ciudad de Medina Azahara fue destruida transcurridos poco menos de un siglo desde su creación, la guerra civil que puso fin al Califato de Córdoba, la condenó al saqueo y la destrucción de la que fue la ciudad más bella de occidente.

MEDINA AZAHARA

Recommended Posts

No comment yet, add your voice below!


Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *