Con la llegada del mes de diciembre y con motivo de la cercana Navidad, tiene lugar en España y por ende en Andalucía una de sus costumbres más arraigadas, el Belén de Navidad o Nacimiento. 

Su origen como el de otras tradiciones, no se conoce con certeza. Las primeras expresiones gráficas de nacimientos se hallan en las catacumbas romanas de Priscilo, en el siglo II , donde se encuentra pintada, por primera vez, una escena de la Virgen María sosteniendo en brazos al Niño Jesús y a su lado el profeta Isaías apuntando con el dedo hacia una estrella, pero se suele considerar como el creador del Belén u origen del belenismo a San Francisco de Asís que tras su peregrinación a los Santos Lugares, celebró la Eucaristía en la nochebuena de 1223, en una cueva del pueblo italiano de Greccio, preparando una representación viviente de un pesebre sin niño con una mula y un buey. 

Posteriormente esta práctica que se extendió en toda la península italiana y Europa llega a España en el siglo XVI  traída por los monjes franciscanos, donde autores como Martínez Montañés en el siglo XVI y Luisa Roldán «La Roldana» en el siglo XVII, contribuyeron con sus esculturas al auge que posteriormente tomaría la instalación de belenes.

Belen de Navidad

El rey Carlos III, que había hecho del nacimiento una institución nacional en Italia mientras ocupó el trono de Nápoles, introdujo el arte del belenismo en España, encargando más de 200 figuras a importantes artistas de la época como el imaginero murciano Francisco Salzillo.

La costumbre del Belén de Navidad pasó a la aristocracia y la nobleza para finalmente llegar al pueblo llano que fue adaptándolo a sus costumbres con trajes típicos y particularidades propias, como es el caso de la figura de la castañera, la lavandera y el caganet entre otras hasta llegar a nuestros días.

“En el Portal de Belén

hay estrellas, sol y luna,

la Virgen y San José

y el Niño que está en la cuna…”

Belén de Navidad

El montaje del Belén de Navidad o Nacimiento en la actualidad, ha  traspasado su origen religioso adquiriendo un significado artístico y tradicional, de éste modo son muchos los pueblos de Andalucía donde en estas fechas podemos disfrutar de la contemplación del Nacimientos o Belenes, en lugares acondicionados para tal fin por parroquias, asociaciones belenistas, ayuntamientos y comercios.

Son muchos los Belenes que pueden visitarse por su interés y vistosidad a lo largo de todas las provincias andaluzas, el Belén Viviente tiene un especial atractivo para el visitante que se siente sumergido en un ambiente navideño mucho más real.

Algunos de los Belenes Vivientes más destacados son: El de Almayate en la provincia de Málaga, Fontanar en Jaén cuyo escenario se dispersa entre las casas en la montaña y las cuevas de la Rambla de Fontanar, el Belén Viviente de Medina Sidonia en la provincia de Cádiz con más de 600 figurantes que recorre las calles y plazas de la localidad, y donde podemos ver mercaderes, artesanos,campos de labranza, labores de pastoreo etc.

El Belén de Beas en la provincia de Huelva, que tiene el honor de ser el más antiguo de Andalucía, está formado por más de un centenar de niños, que representan escenas bíblicas además de oficios y modos de vida de antaño con uso de utensilios y otros elementos antiguos, como muebles, instrumentos para pesar, utensilios domésticos y herramientas agrícolas.

Uno de los más llamativos y reconocidos por su originalidad es el Belén de Chocolate realizado en Rute (Córdoba) en las instalaciones de Galleros Artesanos. Considerado el más grande de España en chocolate, está realizado con más de 1.400 kg de chocolate, con un tema diferente cada año, siendo en 2015 las Maravillas del Mundo el motivo seleccionado, la Pirámide de Kukulcán, el Taj Mahal, la Gran Muralla China, o Petra son algunos de los monumentos que podemos encontrar en éste delicioso y original Belén.

Belén de Navidad

“Venid, pastorcitos
venid a adorar
al Rey de los cielos
que ha nacido ya

Arre borriquito,
vamos a Belén
a ver a la Virgen
y al niño también…”

Poner el Belén de Navidad o Nacimiento en las casas sigue siendo una tradición familiar entrañable que no se debe perder, niños y mayores comparten momentos inolvidables que recordaran siempre, colocando en el lugar adecuado el palacio de Herodes, los patitos, la lavandera, sin olvidar a los Reyes Magos en sus camellos que Juanito o Carmencita irán acercando día a día al Portal, hasta la mágica noche del 5 de enero, momento de ilusión sin igual esperada por todos los niños. ;))

Belén de Navidad