Denominada “la ciudad de los cerros”, Úbeda se encuentra al noroeste de la provincia de Jaén, enclavada sobre una elevación del terreno de la comarca de La Loma en el valle del Guadalquivir.

Rodeada por un mar de olivos y frente a la impresionante Sierra Mágina, posee un rico patrimonio arquitectónico que ha hecho posible que sea declarada junto a la cercana Baeza, Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco.

Muchos son los monumentos, plazas y lugares que visitar en ésta magnífica ciudad jiennense que posee uno de los legados renacentistas más importantes de España, por lo que es muy recomendable conocerla, realizando una ruta que te permita admirar los monumentos y lugares más emblemáticos.

Hospital-de-Santiago 1

El inicio de nuestro recorrido puede comenzar en la Plaza Vázquez de Molina ya que en éste lugar se encuentran algunos de los monumentos más importantes de la ciudad.

Aquí verás el Palacio del Marqués de Mancera donde destaca su magnífica torre y la Sacra Capilla Funeraria de El Salvador, declarada monumento histórico-artístico en 1931, construida en un impecable estilo renacentista y que inicialmente se edificó con el objetivo de ser el panteón del noble Francisco de los Cobos secretario del Emperador Carlos V. Data de mediados del siglo XVI, siendo su interior diseñado en su mayor parte por Diego de Siloé.

En ella, es interesante que contemples la sacristía con una excepcional decoración escultórica, la reja bellamente trabajada que separa rotonda y naves, las pinturas que se encuentra en la cúpula, y el magnífico retablo que preside el altar mayor, con la Transfiguración de Cristo de Alonso Berruguete.

Plaza Vazquez de Molina

Muy cerca encontrarás el Palacio del Deán Ortega acondicionado actualmente como Parador Nacional de Turismo y el Palacio de las Cadenas construido a mediados del siglo XVI y donde hoy en día, se encuentra la sede del Ayuntamiento.

Otro monumento que recomendamos visitar aquí, es sin duda la Basílica y Real Colegiata de Santa María de los Reales Alcázares, levantada sobre los restos de una mezquita musulmana.

Al prolongarse su construcción durante más de 600 años, muestra variados estilos, desde el gótico y mudéjar, al renacentista y barroco más extraordinarios. Su claustro gótico que ocupa el lugar donde estuvo el patio de la mezquita y la preciosa Portada de la Consolada son sólo algunos de los rincones llenos de magia y encanto, que encontrarás en ésta magnifica Colegiata de Santa María de los Reales Alcázares, declarada Monumento Nacional en 1926.

Otros monumentos cercanos son el Antiguo Pósito y la Cárcel del Obispo que localizarás fácilmente en las cercanías de ésta bonita plaza.

A poco más de cinco minutos a pié, llegaremos a otra emblemática plaza con monumentos muy interesantes, nos referimos al Paseo del Mercado o Plaza 1º de Mayo, corazón medieval de la ciudad de Úbeda, donde una magnífica escultura de San Juan de la Cruz realizada por Francisco Palma la preside en su centro.

La herencia musulmana en esta zona es patente en la distribución de sus calles estrechas y callejones laberínticos, encontrando monumentos muy bonitos a su alrededor, como las Antiguas Casas Consistoriales con sus preciosos soportales, la Casa Mudéjar actual museo arqueológico, el Convento de San Andrés o la maravillosa Iglesia de San Pablo, la segunda más antigua de Úbeda.

Fue construida por los visigodos, transformada en mezquita por los musulmanes y convertida al culto cristiano nuevamente, tras la conquista de Úbeda por Fernando III. Admirar su portada principal de arcos apuntados en estilo gótico-isabelino y las capillas existentes en su interior, es algo que te recomendamos en tu itinerario.

Otros monumentos como el Convento de la Concepción o el de San Miguel, casas solariegas y bellos palacios, se encuentran en ésta zona de ambiente medieval, donde perderse es un placer para tomar buenas fotografías.

Finalmente destacaremos el Palacio Vela de los Cobos construido en el siglo XVI y que esta considerado de los más bonitos e interesantes de Úbeda. Presenta un excelente estado de conservación, con impresionantes obras de arte en su interior; aquí encontrarás cerámicas, porcelanas, pinturas, esculturas, mobiliario y trajes de época junto a una magnífica biblioteca y un archivo histórico.

Además de su arquitectura, a Úbeda también se la reconoce desde la época musulmana, por sus trabajos de forja, mimbre o espartería, véanse las esteras tejidas y bordadas a mano denominadas ubedíes; también por su preciosa alfarería y cerámica por lo que te aconsejamos que durante la visita te acerques a la popular calle Valencia para visitar alfarerías y adquirir alguna pieza que te guste.

En la ciudad también tienes la oportunidad de degustar la rica gastronomía jiennense. Las migas, el ochío, el potaje de habas con berenjenas, los andrajos o la conocida pipirrana entre otros muchos platos, puedes disfrutarlos en los numerosos bares y restaurantes existentes.

La costumbre de la tapa gratis que acompaña a la bebida es algo que no hay que perderse si pasas por la calle Real o la Avenida de la Constitución, en la zona conocida popularmente como “el rincón de los bares”.

En septiembre tiene lugar la tradicional Feria de la tapa, donde diferentes restaurantes, bares y asociaciones, elaboran tapas especiales para la ocasión, a precios muy económicos. Sin duda es un evento al que no debes faltar.

Nombrada con todo merecimiento por el Consejo de Europa “Ciudad Ejemplar del Renacimiento”, Úbeda te ofrece la posibilidad de conocer y disfrutar de su folclore, gastronomía, lugares de ocio y festejos.

Las Fiestas del Renacimiento son muy recomendables por su originalidad; se celebran en el mes de junio durante una semana en la que la ciudad se transforma ofreciendo espectáculos teatrales, danza, conciertos y cenas de época, todo ello con el extraordinario decorado de sus edificios y calles engalanadas para la ocasión.

Hospital-de-Santiago- 3

Casa-de-las-Torres

La Feria de San Miguel es la más importante de Úbeda; tiene lugar a finales de septiembre y principios de octubre, conmemorando la conquista de la ciudad el 29 de septiembre de 1233 por el rey Fernando III El Santo.

Durante estos días de fiesta todo es alegría y color en la ciudad, celebrándose corridas de toros, obras de teatro, conciertos y variados espectáculos para todas las edades.

Muchos son los atractivos que ofrece esta maravillosa ciudad para que el viajero decida pasar a conocerla, envolverse en sus encantos, en las riquezas de su historia y la hospitalidad de los ubetenses. Sin duda quedarás con un agradable recuerdo de tu paso por la ciudad, porque Úbeda tiene arte con mayúsculas, y esa sensación tienes que experimentarla. ¿Te vienes a Úbeda?.