El primer día del mes de noviembre se celebra el Día de todos los Santos.

Esta festividad  que tiene su origen tras la Gran Persecución que ordenó en el siglo IV el emperador romano Diocleciano contra los cristianos y que produjo numerosos mártires, dio lugar a que la Iglesia decidiera establecer un día para la conmemoración de éste hecho, eligiendo inicialmente el 21 de febrero como la fecha adecuada.

Posteriormente ya en el siglo VIII, se trasladó al 1 de noviembre, en respuesta a la celebración pagana del Año Nuevo Celta o Samhain, que se festejaba en ese día. Según las creencia paganas, en esa madrugada los muertos venían a visitar a los vivos,al producirse una apertura entre este mundo y el del más allá.

Esta tradición arraigada desde hace siglos en Andalucía, se caracteriza además de la visita a los cementerios, por la exquisita repostería que se elabora, huesos de santo, buñuelos de viento, arrope, gachas de leche, pestiños, leche frita, batatas, o dulce de membrillo son los más habituales de encontrar en estas fechas.

También hay que señalar las diversas formas de celebración que existen en los pueblos y ciudades que la conforman, vamos a mencionarte algunas de las más curiosas e interesantes que puedes encontrar.

En muchos pueblos de la provincia de Málaga es una tradición organizar el“tostón de castañas”, Marbella, Ronda, Jimera de Líbar, Pujerra y Casares son algunos de los más representativos, éste último los realiza junto al cementerio municipal en la tarde-noche del 1 de noviembre festividad de Todos los Santos.

Esta costumbre casareña viene de cuando en la madrugada del Día de los Difuntos, los monaguillos tocaban las campanas durante toda la madrugada del 2 de noviembre, y muchos vecinos que acostumbraban a pasar a visitar a sus difuntos y velarlos en el cementerio, compartían unas castañas y una copa de aguardiente junto al fuego con ellos.

En la provincia de Sevilla, Pruna celebra el día de Todos los Santos iluminando con velas todo el cementerio, el Ronquillo  celebra el Día de la Cachetía, una fiesta que surgió debido a que en el “mes de los difuntos” (noviembre), los cuatro monaguillos de municipio se pasaban todas las noches tocando las campanas de la iglesia y al necesitar víveres,  pasaban por las calles el 1 de noviembre pidiendo la “cachetía” a todos los vecinos con grandes cestas de palma.

Los vecinos les entregaban algo de comida y vino para su consumo diario, con el tiempo los monaguillos pedían la cachetía acompañados de niños del pueblo, hasta llegar a la actualidad en que tradicionalmente la piden todos los niños del municipio.

Día de todos los Santos

En Alpujarra de la Sierra en la provincia de Granada, se realiza la Fiesta de la Recolección de Castañas, de antiquísimo origen de carácter pagano en la que se agradecía a la naturaleza la bonanza de la cosecha.

En el pueblo de Begíjar en Jaén los jóvenes tienen la costumbre de salir a la calle con cazuelas de gachas para tapar con un cucharón las cerraduras de las casas y así evitar que entren los malos espíritus. Otra tradición de éste pueblo es comer tortillas con chocolate y poner mariposas de aceite en las casas para señalar el camino a los muertos.

En la localidad de Los Pedroches en la provincia de Córdoba se comen las tradicionales gachas de leche y se iluminan las casas con velas.

En la provincia de Huelva destacaremos las tradicional celebración de las Migas de Tosantos en la localidad de Santa Ana la Real, donde acuden personas de toda la comarca para degustarlas, acompañadas con sardinas asadas, vino y castañas denominadas “pelones”.

En la ciudad de Cádiz celebran los Tosantos, disfrazando a conejos, cerdos y gallinas en los mercados de la ciudad, también se hacen muñecos con frutas, verduras y frutos secos que representan y critican a políticos y personajes de la sociedad. El concurso de exorno de los puestos de los mercados, es el eje central de la festividad de “Tosantos” que se celebra en Cádiz desde finales del siglo XIX.   

Día de todos los Santos

En Algeciras “Los Tosantos” es una tradición que viene desde mediados del siglo XVIII y está muy arraigada en la población.

Se realiza en el entorno del mercado de abastos Ingeniero Torroja donde miles de personas pasan en la tarde noche del 31 de octubre entre los puestos y tenderetes montados a su alrededor para adquirir frutos de la época como el membrillo, castañas, nueces, avellanas, o la típica caña de azúcar conocida popularmente como “cañadú”, amenizando las bandas de música las calles y representándose teatros de marionetas en la Plaza Alta.

Disfrutemos el Día de Todos los Santos con el denominador común de pasarlo bien con nuestras familias y amigos, es una jornada festiva para disfrutar, conocer Andalucía y de paso, probar algunos ricos dulces y unas buenas castañas asadas.