Llega el mes de mayo y con el, una de las ferias más importantes de toda Andalucía, la Feria del Caballo de Jerez de la Frontera, que se celebra este año 2019 del 11 al 18 de mayo.

Declarada de Interés Turístico Internacional por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, posee una personalidad propia, donde el visitante es bien recibido sintiéndose como en casa en las más de doscientas casetas que conforman el Real ubicado como ya es tradición, en el Parque González Hontoria.

Feria del Caballo

Historia de la Feria del Caballo, Jerez de la Frontera

Los inicios de la Feria de Jerez, datan de 1282 cuando el rey Alfonso X El Sabio tras la conquista de la ciudad a los Árabes en 1264, le otorga la facultad de realizar dos ferias anuales (abril y septiembre), con el objetivo de fomentar la actividad económica y desarrollar el comercio, fundamentalmente agrícola y ganadero de la zona.

Su desarrollo alcanzó un alto grado de reconocimiento, viniendo comerciantes de numerosos lugares del país y Europa a realizar sus tratos comerciales. En esas ferias era habitual que acudieran al reclamo de las mismas, actores de teatro, músicos, trovadores y se celebraran festejos de carreras de caballos ,luchas y torneos de caballeros.

Su continuidad a lo largo de los siglos siguientes como Mercado de Ganado, es reflejado en diferentes escritos oficiales, teniendo constancia en el siglo XIX y a consecuencia del crecimiento de la ciudad, de diferentes emplazamientos del Real de la Feria, siendo en 1902 bajo el mandato del por entonces alcalde D. Julio González Hontoria, trasladado al que actualmente se mantiene.

Feria del Caballo

Jerez de la Frontera es sin duda reconocida mundialmente como tierra de vinos, flamenco y caballos. Todos sin excepción están representados en su feria.

El cante grande junto a los bailes por sevillanas impregnan cada metro del ferial, donde las mujeres vestidas de flamenca y los hombres de corto, adornan aún más si cabe un paisaje festivo lleno de belleza y personalidad únicas.

Es imprescindible presenciar por las calles del Real el tradicional “Paseo de Jinetes y Caballos” donde cientos de jinetes y amazonas, junto a los más variados enganches de caballos, pasean por el mismo brindando un espectacular ambiente que dejará asombrado a cualquier visitante.

Feria del Caballo

El caballo y la ciudad forman un todo entre sí desde hace siglos. En 1484 los monjes cartujanos dado el carácter noble y la gran capacidad de aprendizaje que mostraba el caballo de la época, deciden crear una ganadería a partir de las mejores yeguas de raza andaluza que existían en la zona manteniéndola durante 350 años.

Con la llegada de las tropas napoleónicas a la ciudad, La Cartuja es arrasada y la yeguada pasa por un momento crítico que la hace peligrar.

Afortunadamente se salvan los ejemplares suficientes, para continuar a lo largo de los años con la crianza y el mantenimiento de la yeguada hasta 1949, año clave en el que D. Fernando C. Terry decidió unir la imagen del caballo cartujano a los vinos de sus bodegas.

Reunió a la mayoría de los ejemplares puros y mejoró la raza en los décadas siguientes. Actualmente la Yeguada de La Cartuja (Hierro del Bocado), es la reserva de caballos cartujanos más importante del mundo y origen del reconocido Pura Raza Española (PRE) con más de doscientos ejemplares que crecen en libertad en la Finca Fuente del Suero.

Evidentemente no podemos participar de La Feria del Caballo, sin degustar la amplia variedad y calidad de los vinos de Jerez que son fruto de una tradición milenaria, producida por diversas civilizaciones y culturas que han poblado estas tierras.

Ya el geógrafo griego Estrabón en el siglo I a.C., hablaba de las magníficas vides traídas a Éstas tierras por los fenicios, y así ha sido reconocido a lo largo de siglos siguientes, hasta llegar al siglo XIX momento en el que se consagró como vino de fama universal siendo imitado en numerosos lugares el mundo.

Dos de los secretos del vino de Jerez son su situación geográfica y su extraordinario clima para su producción, generándose unas condiciones únicas que lo hacen inimitable.

A ello tenemos que añadirle, su cuidado proceso de crianza, selección y pase a bodegas, que nos llevará al resultado de vinos de extraordinaria calidad que harán disfrutar el paladar del más exigente de los visitantes, sean Finos, Manzanillas, Amontillados, Olorosos, Palo Cortado.

Jerez y su Feria del Caballo nos ofrecen todas las características para hacer que nuestra visita se convierta en algo realmente inolvidable. Adultos, niños, jóvenes y personas de la tercera edad, tienen la posibilidad de disfrutar de sus instalaciones perfectamente adecuadas para el divertimento tanto en familia como con amigos. El jerezano ayuda a ello con su simpatía y hospitalidad.

En el Real, siempre hay un momento para disfrutar tocando palmas, bailando, cantando compartiendo un buen vino o una rica tapa de jamón. La norma es pasarlo bien, disfrutar de la feria y de eso en Andalucía y concretamente en Jerez, lo tenemos muy claro.

Feria del caballo

Fotos Olé Andalucía

La mejor y única recomendación para la Feria del Caballo, es que no os perdáis la ocasión de disfrutarla.