Frigiliana “La Villa de las Tres Culturas”,  pueblo malagueño situado a 300 metros sobre el nivel del mar, en la vertiente sur del Parque Natural Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama en plena Comarca de la Axarquía.

Es por su belleza y pasado morisco uno de los más interesantes para el turista cuando se acerca a conocer la provincia de Málaga. Aunque existen vestigios arqueológicos de la época fenicia del siglo VII a. C., el origen de la villa se remonta a la conquista musulmana de la Península Ibérica, a partir de un pequeño caserío levantado en el siglo IX a los pies del castillo de Lizar. En el lugar, los árabes introdujeron avances en la agricultura, con la construcción de acequias y albercas que aún se conservan en la actualidad.

Frigiliana conserva del pasado medieval y morisco el denominado popularmente como “Barribarto” que ofrece preciosas calles encaladas sinuosas, empinadas y estrechas, por las que puedes pasear y deleitarte con multitud de flores que las adornan en macetas y parterres, también puedes encontrar una interesante artesanía realizada en cerámica, esparto, vidrio pintado, calabazas de agua y telares que puedes adquirir en los frecuentes comercios que encontraras.

Una rica y variada gastronomía muy reconocida en la región y entre los que destacan platos como la arropia, las migas, las batatas con miel o “el choto”, todos ellos acompañados de un rico vino moscatel.

De su patrimonio monumental que encontrarás durante el recorrido te destacaremos, la Fuente Vieja construida en el siglo XVII por el Conde y Señor de Frigiliana D. Iñigo Manrique de Lara con la intención de abastecer a la población de agua potable, la Ermita del Ecce Homo o del Santo Cristo de la Caña, la Iglesia renacentista de San Antonio de Padua que data del siglo XVII en planta de cruz latina dividida en tres naves separadas por arco de medio punto y crucero cubierto en bóveda semiesférica, los Reales Pósitos, antiguo silo construido en 1767 para almacenar el grano excedente en los tiempos de bonanza y que en la actualidad se ha transformado en viviendas particulares conservándose de su obra original las arcadas de ladrillo de su alzado principal y los sótanos,

El Torreón lugar donde se encontraba el pósito antiguo, los restos del Castillo Árabe, la Casa del Apero inicialmente destinado a granero, caballerizas y almacén y que en la actualidad alberga el Museo Arqueológico, la Biblioteca Municipal,  sala de exposiciones y oficina de turismo y por último uno de los edificios más interesantes de la villa, el Palacio de los Condes de Frigiliana conocido popularmente como “El Ingenio” es hoy la sede de la Fábrica de Miel de Caña Nuestra Señora del Carmen, único lugar donde se elabora de toda Europa.

Considerado uno de los monumentos de mayor valor histórico y artístico de la localidad, se construyó en el siglo XVI como casa solariega en estilo renacentista, utilizando materiales procedentes del antiguo castillo árabe,  tiene más de 2000 metros cuadrados y aún se pueden apreciar la capilla, salones, escaleras, puertas, techos y caballerizas como eran hace siglos, llamando la atención del visitante su bonita fachada decorada a través de pinturas y esgrafiados con motivos geométricos.

El Ingenio hacía funcionar su maquinaria siglos atrás por la fuerza del salto de agua que llegaba desde el cerro de Lízar a través de las acequias construidas y que llevaban el agua hasta los molinos que se encargaban de moler la caña de azúcar.

Frigiliana utiliza como lema en los últimos años “La Villa de las Tres Culturas”, y en este sentido se celebra en el mes de agosto un festival con este nombre con actividades culturales, espectáculos callejeros, música en vivo y la tan esperada Ruta de la Tapa, donde más de una veintena de establecimientos participan, ofreciendo al público ricas y variadas creaciones gastronómicas.

Durante estos días Frigiliana brilla en vida, alegría y festividad, donde personajes vestidos de época, bailarines o músicos pueden abordarnos durante nuestro paseo. Déjate cautivar por la magia y el embrujo de Frigiliana, será una experiencia inolvidable que seguro volverás a repetir ;)) ¿Te vienes? 

Frigiliana