Noches de verano con olor a jazmín, su gran protagonista, la Biznaga, símbolo de Málaga.

Legado árabe, que significa “Regalo de Dios”. Las Biznagas malagueñas son flores de jazmín artesanales, con un aroma dulce e intenso.

Biznaga

El hecho de estar elaboradas de jazmines, le da su carácter veraniego, ya que es bien entrada la primavera cuando estos comienzan su floración hasta el otoño o hasta que acompañe el buen clima de Málaga.

Es común encontrar en cualquier casa malagueña, algún jazmín que decore y perfume el lugar. Además de que una biznaga en la habitación aleja a los mosquitos por la noche.

¿Cómo se hace la Biznaga?

La elaboración de la Biznaga, es todo un arte, un trabajo minucioso, delicado y que normalmente lo trabaja toda la familia unida.

Las flores se recogen muy temprano por la mañana antes de que se abran para facilitar su manipulación, en las tardes de verano el proceso continúa cuando se insertan los jazmines uno por uno en cada punta del armazón o esqueleto del cardo silvestre previamente recolectado. Al caer la tarde se van abriendo formando una bella y aromática esfera de flores.

Biznaga, Málaga

Las Biznagas se incrustan en una hoja de cactus creando la base para un maravilloso bouquet y al mismo tiempo sirve para transportarlas.

Los biznagueros son los vendedores tradicionales de las biznagas, vestidos con un traje típico, salen a las calles del histórico centro de Málaga para venderlas, impregnando las calles con su maravilloso aroma a jazmín.

En los Jardines de Pedro Luis Alfonso de Málaga, podemos disfrutar de la escultura en bronce del biznaguero, realizada por el escultor malagueño Jaime Fernández Pimentel en 1963.

Simboliza al personaje del biznaguero, vestido con el traje típico, lleva en su mano izquierda los ramilletes de Biznagas y su mano derecha en el rostro, mirando al cielo.

«Sea la Biznaga mi postrero aroma final paisaje de Málaga, su mar y el rumor del rebalaje al cantar. Mientras en el cielo la aurora asoma». Julián Sesmero Ruiz.

Biznaga de Cine

La Binazga como seña de identidad de Málaga, se convierte además en la figura que representa los premios otorgados en el Festival del Cine Español de Málaga, distingue a la mejor película con la biznaga de oro y otros premios de otras categorías con la biznaga de plata.

Un símbolo que hace de Málaga una ciudad de belleza y tradición.

“Clavadas en penca verde, van las biznagas fragantes. Cuyas esencias flotantes, la brisa en sus ondas pierde”