La ciudad renacentista de Baeza, situada en la provincia de Jaén, fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 2003, y sede universitaria desde el siglo XVI, es una de las ciudades de Andalucía más ricas en patrimonio cultural.

Monumentos, plazas, calles, gastronomía y costumbres, introducen al turista en un pasado extraordinario repleto de esplendor, que cumplirá sobradamente todas sus expectativas.

La localidad jiennense, se encuentra enclavada en la comarca de La Loma y la margen derecha del río Guadalquivir. Siendo una de las más importantes zonas de producción olivarera de la provincia.

Rica en historia por sus yacimientos arqueológicos desde la Edad del Cobre, íberos, romanos, visigodos y musulmanes, pasaron por aquí dejando huellas de su cultura.

Con la llegada de los árabes en el siglo VIII la denominada por ellos Bayyasa, pasó a ser la ciudad más importante de la circunscripción de Jaén después de su capital.

En el siglo XIII al ser conquistada por Fernando III El Santo, ocupó un papel preponderante durante toda la reconquista de Al-Andalus, lo que la hizo merecedora del apelativo “Nido Real de Gavilanes” sin embargo, su mayor esplendor le llegaría en los siglo XVI y XVII, al producirse un importante crecimiento demográfico y económico que originó la aparición de la mayoría de sus monumentos más emblemáticos.

Baeza

Pasear por sus calles y rincones es un placer que todo visitante debe experimentar al llegar a Baeza, es por ello que desde Olé Andalucía queremos recomendarte un recorrido para que tu visita sea inolvidable por ésta bella localidad jiennense.

Baeza_

Te recomendamos que inicies tu visita por uno de los lugares más emblemáticos de la localidad, la Plaza de Santa Cruz, donde se sitúa la bella y pequeña Iglesia de Santa Cruz, edificada en el siglo XIII en estilo tardo-románico y que perteneció a la Orden del Temple. Te agradará visitar su interior ya que aún se siente entre sus muros la magia de épocas medievales.

Frente a ella nos encontraremos con el Palacio de Jabalquinto, un magnifico edificio todo un símbolo de Baeza, donde destaca la fachada principal con su puerta enmarcada con pináculos góticos, sus contrafuertes cilíndricos abiertos en mocárabes y su mirador renacentista añadido posteriormente.

En su interior, una monumental escalera de estilo barroco además de un extraordinario patio renacentista te sorprenderán por su bella factura. Este palacio tuvo diversos usos a lo largo de los siglos, desde residencia señorial hasta residencia estudiantil y Colegio Menor; siendo utilizado en la actualidad como sede de la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA).

Iglesia de Santa Cruz

Palacio Jabalquinto Baeza

Palacio Jabolquinto

Continuando nuestra visita, dirigiremos nuestros pasos hacia otra reconocida y bonita plaza donde podremos contemplar los principales edificios de la localidad, nos referimos a la Plaza de Santa María; aquí su fuente de piedra construida en 1564 en conmemoración de la llegada del agua a la ciudad, ocupa su espacio central.

Frente a ella veremos, el Seminario de San Felipe Neri, actual sede de la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA) y que fue construido en la segunda mitad del siglo XVII. Te recomendamos que pases a visitarlo y contemples sus tres patios con columnas, dos de ellos con galería y el tercero con una magnifica doble arquería y columnas toscanas.

Seminario de San Felipe Neri

En ésta plaza también se encuentran las Casas Consistoriales donde podremos fotografiar sus fachadas y la hermosa Catedral de la Natividad de Nuestra Señora de Baeza, que sin duda te impresionará. Fue levantada sobre una antigua mezquita árabe a mediados del siglo XII y tiene el honor de ser una de las primeras consagradas en Andalucía.

Presenta restos islámicos en su torre y arcos cegados, así como partes del edificio en estilo mudéjar que podemos apreciar en las capillas y arcadas del claustro. En el siglo XVI se inició la edificación de la nueva catedral gótica con tres naves, pilares góticos y bóvedas de crucería añadiéndose posteriormente en su reconstrucción, los magníficos elementos renacentistas que posee.

No debemos perdernos en nuestro recorrido por éste magnífico monumento, la visita a la Capilla Dorada y la de San José, además de contemplar la Custodia Procesional, obra de orfebrería de gran belleza, realizada en el siglo XVIII.

Catedral de Baeza

A continuación será imprescindible que pasemos por el Paseo de la Constitución, lugar donde se ubicó en el siglo XVI el mercado de la ciudad. En la actualidad es uno de los sitios más concurridos de Baeza con sus bonitos soportales y el edificio de la Alhóndiga que se encuentra en uno de los laterales de la plaza.

Si deseas disfrutar de la gastronomía jiennense, aquí lo podrás hacer sin problemas en los numerosos bares y restaurantes que encontrarás. Pide un riquísimo plato de bacalao a la baezana, queso frito, o una rica sopa de andrajos hecha con masa de pan, verduras y conejo, y te aseguramos que no te arrepentirás.

Paseo de la Constitucion Baeza

Más adelante llegaremos a la Plaza del Pópulo o de los Leones nombre por el que también se la conoce por su bonita fuente romana que tiene en la parte central.

Aquí se ubican los edificios de la Antigua Carnicería del siglo XVI, la Casa del Pueblo (Pópulo) de estilo plateresco y que albergaba la Audiencia Civil y Escribanías Públicas, además de la Puerta de Jaén y el Arco de Villalar, erigido en conmemoración de la batalla de Villalar (Valladolid) donde las tropas de Carlos I derrotaron a los Comuneros en 1521.

Muchos y variados son los lugares y monumentos que ofrece la localidad de Baeza, para ampliar el recorrido. Como bonito colofón podrías visitar la Antigua Universidad donde a principios del siglo XX, impartió clases Antonio Machado; contemplar el Arco del Barbudo que te conducirá a la Antigua Plaza del Mercado, o fotografiar la Torre de los Aliatares, otro vestigio impresionante de la época musulmana en magnífico estado de conservación.

Todos y cada uno de los monumentos de la ciudad tienen mucho que contarte, en ti está el disfrutarlos y convertir la visita en algo inolvidable, que haga de Baeza el destino al que quieras volver en tus próximas vacaciones. ¿Nos vamos a Baeza?.